Cómo teletrabajar: 6 consejos para ser productivo desde casa
Cómo teletrabajar: 6 consejos para ser productivo desde casa

Cómo teletrabajar: 6 consejos para ser productivo desde casa

El teletrabajo, que antes se consideraba una idea de última hora, se está convirtiendo en la norma para un número cada vez mayor de empresas. Es una necesidad, pero muchos empresarios también lo consideran una estrategia inteligente de contratación y retención. Para los empleados, la flexibilidad que ofrece el teletrabajo puede cambiarles la vida: les permite evitar el estrés de los desplazamientos y las largas jornadas en la oficina, quedarse en casa para cuidar de los niños u otros miembros de la familia y gestionar mejor la vida en el hogar.

Si eres uno de los cada vez más numerosos profesionales que planean trabajar exclusivamente desde casa, debes elaborar un plan y hablar con tu jefe sobre las soluciones que te ayudarán a superar los posibles obstáculos. He aquí siete consejos que te ayudarán a ser productivo sin comprometer el equilibrio entre tu vida laboral y personal.

Sé proactivo y crea una lista de tus prioridades para el día con objetivos a corto plazo para los proyectos importantes, y luego haz todo lo posible por conseguirlos. Sumérgete en tu lista a primera hora de la mañana, cuando todos los demás aún están durmiendo en casa: esto también te dará tiempo para centrarte en tu estrategia del día.

1. Cumpla con su horario y tome descansos a horas fijas

Si empiezas y dejas de trabajar a las mismas horas cada día, tu trabajo no se extenderá a lo que se supone que es tu tiempo de descanso. Al incorporar pausas programadas, serás más productivo y tendrás más energía a lo largo de tu jornada laboral. Los descansos también te dan la oportunidad de reevaluar tus objetivos del día y hacer los cambios necesarios.

2. Mantenga una comunicación regular con reuniones en línea o videoconferencias

Pide a tu jefe un horario específico para revisar, preguntar y ponerle al día de los proyectos. Cuanto más se comunique con sus colegas a distancia, más conectado se sentirá el equipo. Merece la pena programar una breve reunión de equipo -por ejemplo, cada dos viernes- para charlar y ponerse al día, como una pausa virtual para el café.

3. Gestiona tu carga de trabajo y cumple los objetivos

Cuando te den el visto bueno para trabajar desde casa, no tengas miedo de comunicarte demasiado con tu jefe durante las primeras semanas de teletrabajo. Infórmales de los objetivos que ya has alcanzado y de los que te propones para los próximos días. Acuérdate de hacer una lista de tus prioridades para el día siguiente, para que no se te olvide nada cuando vuelvas al trabajo a la mañana siguiente.

4. Manténgase conectado y protegido por su empresa contra las violaciones de seguridad

Si no tienes todo lo que necesitas para trabajar, habla con tu jefe. Las herramientas de colaboración en línea como Teams, Skype, Slack y Google Hangouts pueden ayudar a los trabajadores remotos a conectarse al instante. Del mismo modo, un calendario centralizado en el que los miembros del equipo compartan sus horarios de teletrabajo facilita el desarrollo de los proyectos.

5. Limite las distracciones creando un espacio exclusivo para el trabajo

Aunque no sea una oficina, debe estar alejada de distracciones como los niños, las mascotas y la televisión. ¿Te apetece hacer la compra o la limpieza? Cumpla con su horario de trabajo, como lo haría si estuviera en la oficina. Ocúpate de las tareas del hogar y otras responsabilidades domésticas sólo durante tus descansos o franjas horarias fijas.

6. Tómese tiempo para usted y su familia

Es esencial que establezcas límites claros entre tu trabajo y tu vida privada para encontrar el equilibrio adecuado. Comparta estas expectativas con cualquier persona que esté en casa cuando usted trabaja. El teletrabajo requiere mucha disciplina. En términos de calidad y resultados, no debería haber ninguna diferencia entre el trabajo que haces en la oficina y el que haces en casa.

También hay que saber cuándo hay que «cerrar» por un día y ocuparse de la vida familiar. Establezca una rutina y una forma de hacer las cosas que sea satisfactoria para usted y para su empleador, y luego cúmplala tan estrictamente como lo haría si estuviera en la oficina.

Entra en nuestra sección de Empleo en: